Dar corte, hacer la corte, hacer un corte de mangas…

Las expresiones coloquiales relacionadas con la palabra corte son tan variadas que según sus combinaciones gramaticales tienen un amplio espectro de significados que van desde sentir vergüenza u ofender hasta halagar.

Dar corte algo a alguien tiene un matiz moral, coloquialmente se utiliza para referirse a algo que nos resulta engorroso o embarazoso porque nos da vergüenza (pena, para los cubanos, costarricenses, mexicanos, panameños…). Un claro ejemplo se da cuando se tiene que comunicar algo desagradable o cuando nos encontramos en medio de una situación incómoda, “le da corte decirle que se tiene que marchar”, “me da corte presentarme sin avisar”…

Sin embargo, la presencia de un artículo varía el sentido coloquial de la expresión, si en lugar de dar corte se utiliza dar UN corte a alguien, significa entonces cortar una conversación con una respuesta aguda e inteligente que intenta evadir o zanjar un tema. (En las entrevistas públicas abundan las ocasiones en las que el entrevistado sale airoso de una pregunta capciosa cuando da un corte a su interlocutor).

Hacer un corte de mangas es un insulto que se hace poniendo un brazo en forma de L y golpeándolo entre el hombro y el codo con el antebrazo del brazo opuesto (justo a la altura de una manga corta). Los terrenos de football han sido escenarios prolíferos en este tipo de ofensas. Basta ver este vídeo (minuto 0.52) en el que Iker Casillas, el portero del Real Madrid, pierde las formas. El gesto se hace aún más ofensivo si se acompaña de la extensión del dedo corazón hacia arriba, mientras el resto de la mano permanece cerrada en un puño.

Un significado totalmente opuesto al corte de mangas tiene hacer la corte, que proviene de la tradición monárquica española, (actualmente vigente) cuando se hacía la corte visitando la casa real en señal de cortesía y respeto. Como expresión coloquial se hace la corte cuando se quiere lisonjear, cortejar o halagar a alguien, en especial si se tiene la intención de seducirla o enamorarla. Otros términos populares españoles afines a hacer la corte son tirar los tejos o ligar.

Hacer la corte también se utiliza, aunque mucho menos, para elogiar o adular a alguien (generalmente a un jefe o a un superior) con algún interés premeditado.

Anuncios

Acerca de Ana Mercedes Urrutia

Licenciada en Letras por la Universidad Central de Las Villas, Cuba. Curiosa observadora del lenguaje y sus usos regionales. Me fascinan las palabras, sus etimologías y esas interrelaciones armónicas que son los libros.
Esta entrada fue publicada en Lenguaje coloquial en España y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s